Blog
Valor venal de un vehiculo
21 / Noviembre / 2019

¿Qué es el valor venal de un vehículo?

Valor venal, valor a nuevo, valor de mercado o valor venal mejorado de un vehículo son conceptos que se escuchan con frecuencia, pero que muy pocos pueden explicar con exactitud.

Generalmente, su mención solo aplica al momento de reclamos, indemnizaciones o hacer uso de una póliza de seguros. Así como al cambiar un coche de nombre o durante la transferencia de vehículos online o de manera presencial. 

No son extraños los casos de confusiones y malentendidos derivados del desconocimiento alrededor de estos términos.

Antes de adquirir un automóvil, no está de más indagar y buscar asesoramiento sobre los alcances de cada una de estas ‘cláusulas’ para evitar sorpresas desagradables.

El valor venal en detalle

En términos jurídicos - y no limitado exclusivamente al sector automotriz - el valor venal es el importe monetario que obtendría un propietario por la venta de un bien material usado. Para determinar esta cifra entran en consideración factores como la antigüedad y los años de ‘servicio’, el estado de conservación y en ocasiones, hasta la edad y el sexo del vendedor. Todo sin dejar de lado un detalle de gran peso dentro de cualquier transacción comercial: la ley de la oferta y la demanda.

Para ilustrar este concepto ahora sí dentro del mundo automotriz, el valor venal es el precio que el mercado ‘impone’, (luego del análisis de los factores enumerados en el párrafo anterior), a un coche de segunda mano que se coloca a la venta.

Coches, aseguradoras y valor venal

La noción de valor venal cobra singular importancia a la hora de firmar un contrato con una compañía aseguradora con el objeto de proteger la inversión que supone adquirir un vehículo. De acuerdo al tipo de póliza, la indemnización que corresponda en caso de un siniestro declarado como “pérdida total” puede responder a este término. Pero también al “valor a nuevo”, “valor del mercado” (alternativamente conocido como “valor de reposición”) o al “valor venal mejorado”.

¿Cómo se establece esta cifra?

La fecha de la primera matriculación del vehículo es el indicador base para obtener el valor venal. Factor que se combina con el precio promedio de un coche con las mismas características en el mercado de segunda mano. Estas son: año, modelo, acabados y accesorios extra, siempre y cuando estos aparezcan dentro del acuerdo firmado entre la aseguradora y el propietario.

Dentro de la ecuación no entran el kilometraje que haya recorrido el auto durante su tiempo de servicio. Tampoco si se encontraba en buen o mal estado de conservación al momento del incidente que marcó el fin de su vida útil.

Otros valores: “venal mejorado”, “a nuevo” o “de mercado”

Cuando se contrata una póliza de seguros, proceso que sigue a la transferencia de vehículos online o al adquirir un auto directo de un concesionario, se debe prestar especial atención a las condiciones particulares. Es aquí donde se detallan los siniestros en los que se puede reclamar un reparo, así como el ‘valor aplicable’ en cada caso. Las otras posibilidades que pueden ofrecer las aseguradoras son:

Valor venal mejorado

Básicamente se trata del mismo concepto explicado con anterioridad. Solo que algunas compañías aplican porcentajes adicionales a favor del asegurado, lo que se traduce en sumas más elevadas al recibir la compensación.

Valor a nuevo

Corresponde al precio que muestra el automóvil en un concesionario. Van incluidos el IVA y el Impuesto de Matriculación. Así como cualquier accesorio que no sea de serie, siempre y cuando sus detalles estén especificados dentro del contrato.

En caso que se trate de un coche que ya no esté a la venta, se tomará como referencia el modelo ‘sustituto’ empleado por la compañía automotriz dentro del nicho de mercado que corresponda. El asegurado puede elegir entre recibir el importe en dinero o recoger un auto cero kilómetros como reparación.

Valor de mercado o de reposición

Se refiere al precio que tendría un vehículo de las mismas características al momento de ocurrir el siniestro. Antigüedad y accesorios extra, siempre que aparezcan reflejados en el acuerdo entre la aseguradora y su cliente, se tienen en consideración.

Transferencia de vehículos online

El mundo de hoy ha permitido la simplificación de muchos de los trámites que implican adquirir o cambiar coche de nombre. La transferencia de vehículos online es una opción que trae consigo comodidad y satisfacción. Con la seguridad de que todo se hace cumpliendo con lo establecido en la ley.

¡Comparte esta noticia!