Blog
El gran peso del mercado de coches de segunda mano
12 / Febrero / 2020

El gran peso del mercado de coches de segunda mano

Hasta el final del segundo semestre de 2019, en España se vendieron casi tantos coches de segunda como ejemplares nuevos.

Según datos de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO), 2019 cerró con más de 2 millones de coches usados.

El mercado de vehículos se mueve a un ritmo veloz y con tendencias un tanto impredecibles que también depende de la confianza del público en la situación económica del país. En España, el parque automovilístico tiene un promedio de 12 años, considerado como uno de los más descontinuados de Europa.

Los coches usados se segmentan de acuerdo a los años de antigüedad que tengan desde que salieron al mercado como ejemplares nuevos.

De esta forma, los vehículos entre 3 y 5 años han tenido un aumento significativo de sus ventas en 12%, mientras que los coches menores de 3 años incrementaron ventas en 4,5% respecto al año anterior.

Es cada vez más sencillo comprar un coche usado

Hay cada vez más cantidad de herramientas y plataformas especializadas en ahorrar el tiempo que significa transferir coche online, lo que responde como una de las principales razones del aumento en la comercialización de coches usados.

Estas plataformas ofrecen el servicio de recolección de la documentación del vehículo, sumado a los respectivos importes de transferencia y finalmente hacen de intermediadores para la cumplimentación de los documentos en los entes respectivos.

Durante los últimos 7 meses, se han publicado en portales de compraventa online más de 1,7 millones de coches usados, siendo Andalucía la región que lidera con aproximadamente 400.000 vehículos anunciados, seguido de Madrid con 198.000 y Cataluña con 194.000 coches puestos en venta.

Sobre combustibles

Lo que se anticipaba en anteriores estudios se ha hecho una realidad, los vehículos a base de diesel vuelven a ser los más comercializados, con un sólido 57% total de ventas, en comparación a las opciones de gasolina que registraron un repunte de 40,3% respecto a cifras de noviembre de 2018.

También ha habido un aumento en la venta de coches híbridos, dividiéndose en híbridos diesel con más de 200 unidades vendidas, híbridos de gasolina con un crecimiento de 403% y de gas natural con 297,4% más que el año 2018.

Regulaciones

En Barcelona ha entrado en vigor desde el 1 de enero de 2020 una normativa que prohíbe la circulación de vehículos que carezcan del distintivo ambiental DGT en un horario comprendido entre las 7 hasta las 20 horas, en un esfuerzo para evitar contaminación medioambiental producto de monóxido de carbono. Este grupo de coches se compone de turismos de motor de gasolina que fueron matriculados antes del año 2000 o los de diésel anteriores a 2006.

Se espera que más regiones se sumen a implementar regulaciones de este estilo lo que tendría un impacto directo en el mercado nacional, por lo que varias asociaciones del sector automovilístico están solicitando al Gobierno nacional que se implementen medidas para que promuevan la adquisición de vehículos nuevos de agencia.

Hasta la fecha, el País Vasco y el Ayuntamiento de Madrid apoyan y han dado iniciativa para renovar el parque automovilístico y que evitaría lo más posible la contaminación ambiental.

Turismos y todoterrenos, los más vendidos

En el total de ventas de vehículos del año pasado, resaltó que los modelos de coches más vendidos fueron turismos y todoterrenos, con un total del 72%, siendo Andalucía la región con la cifra más alta, superando los 1.340 millones de euros, mientras que en Madrid y Catalunya con 813 y 713 millones de euros, respectivamente.

El precio promedio de los coches usados se situó en los 4.570 euros con un kilometraje medio de 149.000 km y una antigüedad promedio de 15 años.

Ventajas de los coches de segunda mano

La principal ventaja es que el coste de la adquisición resulta mucho más bajo que comprar un vehículo totalmente nuevo y de agencia. Pero no sólo eso, los coches usados se deprecian menos que los ejemplares nuevos.

También sucede que la compra de un coche de segunda mano sucede más rápida que comprar uno nuevo en concesionario, por la cantidad de documentación y papeleo requerido. Lo único que hay que hacer es pagar, firmar y encender el motor.

Recomendaciones para comprar un coche de segunda mano

Antes de que llegue el momento de transferir el vehículo, es necesario asegurarse de que se encuentra en las condiciones mínimas de seguridad para evitar accidentes. Aunque el motor haya sido limpiado a fondo y aparente estar “casi nuevo”, una inspección de un mecánico de confianza nunca estará de más para detectar fallos o anticipar cambios de partes.

Si bien uno de los temas que el vendedor debe informar al nuevo comprador es sobre si el coche ha sufrido o ha estado involucrado en algún tipo de accidente, es imprescindible una inspección general, no sólo en motor y llantas, sino también en suspensión, chapa, rótulas, amortiguadores, etc.

Los neumáticos marcan un punto determinante en el precio del coche, ya que si han sido recién cambiados el precio será más elevado que el promedio, pero en ocasiones es preferible escoger un vehículo con neumáticos viejos porque el reemplazo suele costar mucho menos que si corrió por cuenta del vendedor.

Recomendaciones para vender un coche de segunda mano

Aunque lo primero que se suele asegurar es la postura e imagen de un vehículo en perfectas condiciones (aparentemente), no hay que basarse sólo en lo superficial.

La tapicería es lo primero en lo que se fijan los nuevos compradores, por lo que en caso de que existan desperfectos se recomienda reemplazarlas o colocar fundas para cubrir los asientos. Por supuesto, antes de mostrar se recomienda una limpieza general, tanto de exterior como de interior del vehículo.

La pintura exterior puede ser un recurso para vender un poco más alto el coche. Si se muestra recién pintado puede cubrir el gasto de la pintura y hasta un poco más. Pero no basta con eso, también hay que limpiar, pulir o reemplazar los tapacubos y cualquier cristal o retrovisor que se encuentre deteriorado.

Por lo general, la venta de un coche es una experiencia que, si se hace de forma adecuada, suele resultar en un buen negocio sino también en una agradable renovación y optimización personal, una mejora en la calidad de vida.

¡Comparte esta noticia!